Análisis de The Messenger | La aventura indie definitiva

Análisis de The Messenger

Veremos ahora un análisis de The Messenger. La obra de Sabotage Studio que nos da la aventura indie definitiva.

Referirnos al debut independiente de Sabotage Studio es hablar de una carta de amor. Ya no solo a su más clara influencia: Ninja Gaiden. Sino a todo ese fenómeno retro. Pero como viene siendo costumbre con este tipo de indies, The Messenger mira al pasado con perspectiva. Y es precisamente esto lo que lo hace no solo mejor, sino una obra que roza cuotas de calidad muy elevadas para un debut de una desarrolladora independiente (eso sí, les publica Devolver Digital, así que juegan con ventaja). Ahora sí, hablemos sobre porque este juego es una de esas aventuras definitivas.

escenario The Messenger

Un mundo por explorar… bueno, más bien una isla

Como se puede apreciar a primera vista The Messenger es un juego de plataformas en scroll lateral. Y permitidme que os diga, que además es uno muy bien pensado, con una curva de dificultad excelente y que en ningún momento se vuelve imposible.  Todas las mecánicas, tanto las que tenemos desde la base, como las que adquirimos están pulidas. Consiguiendo así que manejar a nuestro ninja sea muy reconfortante.

El juego se mueve entorno a una mecánica por la cual podremos hacer un doble salto al golpear enemigos, proyectiles o unas lámparas situadas por todo el mapa. Esta mecánica funciona de tal manera que sientes que te recompensa en cada salto. Conforme avancemos en la aventura, iremos adquiriendo habilidades tales como trepar, planear o un gancho. Estas mejoras están colocadas en puntos exactos para ser aprovechadas y dar un toque refrescante a la aventura.

Las ya citadas lámparas, enemigos y otros elementos del entorno soltarán una piedra brillante que podremos gastar en mejoras en las tiendas. Estas tiendas son portales que también sirven de checkpoint y que crean junto a la disposición de enemigos, trampas y las ya citadas lámparas, un diseño de niveles que alegra solo de verlo. Además que sin arruinaros la sorpresa, os adelanto que la forma que tiene el juego de penalizar las muertes es una de las ideas más originales que he visto en mucho tiempo.

Por si todo esto fuera poco, tiene una gran variedad de zonas. Todas diferentes, añadiendo enemigos, con sus jefes y con su música. Y esto ultimo se debe destacar, porque se ha hecho una banda sonora nostálgica y representativa de cada momento, que impresiona.

Enemigos The Messenger

¿Esto tiene guión?

Lo último con lo que realmente esperaba encontrarme en un juego con las características de The messenger es un guión inteligente u original. Esperaba una aventura que me permitiera pasar un buen rato. Pero para mi sorpresa, no solo tiene un guión, sino que tiene uno brillante. Añadir también que la traducción al español está hecha de forma magistral.

La trama es directa: vivimos en una isla, se acerca una invasión demoníaca y debemos llevar un pergamino al otro lado de la isla. Lo que The Messenger nos prepara es una historia que parte de un concepto interesante. Esta irá evolucionando hasta llegar a unos giros de guión y ciertos desarrollos que son, simplemente, brillantes.

Se pasa de no esperar nada, a un constante deseo de ver que es lo que el juego nos quiere contar. ¿Cómo será el siguiente personaje que conoceré? ¿El pasado de esta zona tendrá algo que ver con este elemento? ¿ Qué será lo siguiente que me contará El Tendero?

Tendero análisis de The Messenger

El humor se crea y El Tendero lo refuerza

Otra cosa que no ves venir, son las risas. El humor que nos acompañará en la aventura es genial. En ocasiones será meta, absurdo o incluso muy inteligente. Y se encuentra presente en todo el juego.

Y no solo en las conversaciones con los diversos personajes. El juego consigue llevar más allá su comedia, dando lugar a situaciones graciosas mediante sus propias mecánicas. Se ve en estas bromas y parodias que los desarrolladores tienen un cariño impresionante por el medio. Saben de sobra encontrarnos las cosquillas e incluso como hacernos caer en una buena trampa.

Fuera de todos los personajes cómicos, que van desde secundarios hasta jefes finales. Que por cierto hay más de uno realmente ingenioso. The Messenger consigue crear un personaje que se quedará en mi memoria por mucho, El Tendero. 

Como el propio nombre indica el personaje se encargará de la tienda y de cobrarnos por mejorar a nuestro personaje. Además de esto, podremos hablar con él sobres jefes, la zona o incluso pedirle que nos cuente una historia. Esto es algo que se puede hacer en cada fase del juego y dejadme que diga, es esencial escucharlas para tener una experiencia completa. Este personaje hace relucir un guión que ya de por si es oro. Esos momentos de ruptura de la cuarta pared, los comentarios sobre el propio juego y cierto momento con un armario que todos necesitáis en vuestras vidas, dan vida al título.

lucha The Messenger

Cuidado que vienen curvas y spoilers

Antes de continuar me gustaría dejar algo claro. Si con lo que has leído ya te interesa el juego, para aquí. Ahora voy a comentar el giro mecánico (no el de la historia). Si de verdad solo con lo ya dicho te planteas comprar el juego te mereces jugarlo.

Lo que pasa con The Messenger, y lo que es el punto fuerte para muchos, es lo que pasa a mitad del mismo. Todo el juego da un giro cuando por razones de la trama el mundo empieza a alternar entre lo que vendrían a ser gráficos de NES y gráficos de SNES (no solo gráfico, sino efectos de sonido y música). Es aquí cuando el juego nos encomienda otra misión volviéndolo un metroidvania que da más juego de lo que podría parecer en un principio.

De golpe tenemos accesos a zonas anteriores, descubrimos zonas nuevas, conseguimos nuevas habilidades y nos enfrentamos a más jefes. Todo esto para llegar a un desenlace de la trama que la verdad es que aunque parece venido de la nada, acaba por ser excelente. Todo empieza a cobrar sentido en ciertas fases y no se puede evitar sentir esa sensación de descubrimiento tan reconfortante.

Ahora que esto se ha dicho, os dejo el trailer:

Nada es perfecto

Pero mucho me temo, que es a partir de este punto donde tengo mi mayor queja. El juego te pide que vuelvas a recorrer el mapa resolviendo acertijos sobre zonas donde debes ir. Y aunque muchas zonas están cambiadas y aparecen otras tantas nuevas. Terminas por dar vueltas entre zonas en las que ya has estado y la verdad es que se puede hacer un poco pesado.

Tampoco ayuda que aunque muchos elementos del escenario no te matan de golpe hay otros, tales como lava o las paredes que te aplastan, que sí que lo hacen. Realmente puede ser tedioso morir antes de un checkpoint y perder unos minutos en volver a llegar e intentar no morir. Y esto es una pena porque de verdad quieres llegar a ver algo nuevo y seguir descubriendo, pero se ve entorpecido por una distribución de portales muy distantes.

Además, muchas veces no terminarás de saber donde esta el sitio al que se refiere el acertijo y entonces recurrirás al tendero. Por un precio te dará una pista. Pero al pagar la cantidad que te pide, lo que hará será situarnos el sitio exacto en el mapa. Perdiendo así toda la gracia de resolver el acertijo en el proceso.

Plataformas The Messenger

Al final del día, sigues siendo El Mensajero

A pesar de este mal que asedia el juego en su recta final, The Messenger es una gran obra. Nada de lo dicho nubla sus ideas brillantes o jugabilidad pulida. Al final del día, se que cuando me pidan recomendaciones para las siguientes rebajas, voy a mencionar The Messenger sin duda.

El título, consigue mucho en sus doce horas de duración y no llega a frustrar. Te ríes, te lo pasas bien con su plataformeo, disfrutas de su música y te da la sensación de estar jugando a algo hecho con cariño. Un cariño no solo por los juegos retro, sino un cariño hacía los videojuegos. ¿Y tú? ¿Estás listo para esta aventura?

Análisis de The Messenger

Autor entrada: SantoAquelarre

SantoAquelarre
Estudiante de comunicación audiovisual y amante de la narrativa. Resulta que mi madre tenía una Nintendo 64 y así hemos acabado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.