Análisis de Prince of Persia: Warrior Within | Una historia humana

Análisis de Prince of Persia: Warrior Within

Hoy traemos un análisis de Prince of Persia: Warrior Within y como su historia innova con respecto al anterior título de la saga

Tras la salida al mercado de Prince of persia: Las arenas del tiempo, el juego tuvo una recepción que Ubisoft no se esperaba para nada. Fue alabado por millones y millones de jugadores, y es considerado por muchos uno de los videojuegos más redondos jamás hechos. La popularidad del título fue tal que vendió más de 14 millones de copias, algo prácticamente inaudito para un juego de su época.

Cuando se pusieron a trabajar en una secuela del mismo, todo el mundo sabía que debían hacer un proyecto ambicioso que superase al juego anterior y por ello debían darle un nuevo enfoque al título. Sin embargo, por diversas presiones, el juego salió antes de tiempo e incluso el título original vendió más que esta nueva entrega tras la salida de la misma.

Pero, ¿merece este juego ser olvidado tal y como todo parece indicar? De igual forma que en su día hablamos sobre como Price of Persia: Las Arenas del Tiempo era una fábula hecha videojuego, en estos artículos nos adentraremos en su secuela, en qué rasgos hacen que no esté a la altura, en qué rasgos redimen la obra, y cómo evolucionó el género desde los cimientos de la anterior entrega.

Debido a la longitud de este análisis, esta primera parte tratará el argumento del juego y la siguiente tratará el resto de apartados del título.

Resumiendo la historia del juego

Primero resumiré la misma para aquellos que no la tengáis reciente en la memoria, y después hablaré de sus aciertos y de sus fallos.

Esta entrega nos sitúa en la piel del príncipe varios años después de los sucesos del primer juego. Si en aquel entonces el príncipe era un soldado inexperto y eramos testigos de su primera batalla, en este juego vemos a un príncipe mayor, con mayor experiencia bélica y acostumbrado a comandar tropas.

La historia comienza cuando una misteriosa entidad, el Dahaka, empieza a perseguir al príncipe. Este a posteriori se entera de que esta persecución es debido al crimen que cometió liberando las arenas del tiempo de su reloj. Atemorizado por la muerte, el príncipe parte a la isla donde se crearon las arenas del tiempo para intentar evitar su creación y así salvar su vida.

La imagen muestra a Shadee, el Dahaka, Kaileena, el Príncipe y el Espectro de la arena
Imagen con los personajes más relevantes para la trama del juego

Sin embargo, en medio de dicha travesía su barco es atacado por Shadee, enviada de la emperatriz del tiempo con la misión de asesinarle, pero fracasa en esta. Aunque el barco naufraga el príncipe es capaz de llegar a la isla.

Una vez allí, vamos buscando  a la emperatriz mientras nos movemos a través del espacio y el tiempo de la fortaleza. En uno de nuestros vaivenes nos encontramos con una extraña llamada Kaileena que está combatiendo con Shadee, a la cual asesinamos.

Tras esto, Kaileena nos manda a dar vueltas por el castillo para abrir la puerta que conduce a la emperatriz. Tras muchas vueltas llegamos al momento del enfrentamiento, y una vez en la sala del trono, nos damos cuenta de que Kaileena es la emperatriz. Y no solo eso, sino que las arenas del tiempo se crean cuando asesinamos a la misma.

Un giro que lo cambia todo

Completamente apesadumbrado, el Príncipe se entera de la existencia de una máscara capaz de darle una oportunidad de cambiar su pasado, y decide buscarla. Una vez en posesión de la máscara el príncipe idea un plan para salvarse. Matar a Kaileena en el presente para que así no existan las arenas del tiempo y que sea imposible que él las abriera y por lo tanto el Dahaka no quisiera matarlo.

Imagen del Dahaka en la oscuridad
El Dahaka se presenta como un recordatorio de nuestra muerte anunciada a lo largo del juego

Esto nos conducirá a uno de dos finales: Uno donde matamos a Kaileena y regresamos a una Babilonia arrasada por la guerra, y otro donde matamos al Dahaka y volvemos con kaileena a una Babilonia arrasada por la guerra.

Añadiendo profundidad a los personajes

El primer cambio notorio con respecto al primer título, es su protagonista. Si bien el arco de personaje del primer título lo llevaba de ser prácticamente un niño a un adulto, madurando conforme avanzaba el juego, en esta ocasión el príncipe es un personaje proactivo, que actúa por miedo a la muerte.

Así, se forja un personaje con una voluntad de hierro por seguir viviendo que chocará con Kaileena, la cual lucha por el mismo objetivo que el príncipe: seguir viviendo. Esto crea una dinámica interesante y trágica por la cual según lo ven ellos solo uno de los dos puede sobrevivir.

Y hablando de Kaileena, esta es una antagonista mucho mejor que el Visir del primer título en mi opinión. Al actuar por un miedo tan humano, es muy fácil empatizar con nuestra enemiga y entender el trasfondo de sus acciones.

Por estos motivos es una pena que hayan desechado tan fácilmente el personaje de Shadee, que promete ser una figura peligrosa y amenazante a lo largo del juego, pero muere de forma poco ceremoniosa en los primeros compases del mismo.

Una historia con diversos giros

En cuanto a los giros de guión de la historia, son entre aceptables y muy buenos en mi opinión. La identidad de la emperatriz y el espectro de arena se ven venir a la legua según progresa la historia. Sin embargo, no son tampoco malos per sé, encajan bien con el concepto del juego. Pero el giro de cómo se crean las arenas del tiempo me parece sencillamente espectacular. El príncipe crea en su desesperación la situación que lo acaba abocando a una muerte segura. Este giro además de ser el más inesperado le añade todavía más capas de ironía trágica a la historia, y humaniza más aún a su protagonista.

Imagen del espectro de arena

Para romper una lanza a favor del espectro de arena, argumentalmente es una muy buena decisión para demostrar hasta qué punto está dispuesto a llegar el príncipe para seguir con vida. Además, es una decisión con repercusiones a largo plazo que se toma de una manera lógica y natural para el personaje.

Problemas con los saltos temporales

El punto más bajo del juego quizás sean algunas incoherencias temporales que posiblemente se crearon por la falta de tiempo en su desarrollo. Esto es especialmente doloroso teniendo en cuenta que el principio parece atacar directamente a las mismas. Por un lado, al principio de la historia hay una escena de confrontación entre el Dahaka y el príncipe que no vemos en ningún momento suceder en el juego. Por otro, tenemos un montón de indicios de que en este universo solo hay una línea temporal. El juego de hecho nos bombardea con estos indicios (la función del Dahaka, la existencia de un destino, la línea del tiempo…). Sin embargo, en un punto del juego el príncipe del pasado muere y el príncipe del futuro sigue vivo. Por esto es de suponer que existen diversas líneas temporales. Pero sencillamente no se explica nada y el juego continúa.

Cerrando la historia

Pasando a comentar el final, creo que el final “malo” es de lejos el mejor. En ese final la historia cierra perfectamente. Puede ser por mi concepción de esta historia como una tragedia, pero este final le da una catarsis brutal a la historia. Al final, los esfuerzos del príncipe le han mantenido con vida, si, pero expensas de demasiadas vidas inocentes. Y esto además solo para volver a una Babilonia arrasada. Este momento además es tan poderoso porque después del miedo que ha tenido que estar sufriendo todo el juego, la interpretación nos presenta a un príncipe cansado y destrozado por todo lo que ha tenido que hacer llegado este punto.

Enfrentamiento entre Kaileena y el Príncipe

El final “bueno” no me gusta para nada, ya que pierde toda esa fuerza emocional que tiene su contraparte y se siente muy poco natural.

Conclusión

Pese a sus fallos, esta historia en mi opinión merece su propio artículo debido a la progresión que presenta con respecto a su anterior entrega. La historia y personalidad del Príncipe maduró conforme maduraba el medio, y nos dio una historia más interesante con personajes muy humanos que demostró que el videojuego podía contar historias más allá de los típicos arquetipos heroicos incluso en sagas con recorrido previo.

Sin embargo, en el siguiente artículo veremos el diseño y jugabilidad que envuelven a esta historia para descubrir si consigue estar a la altura de la misma.

Imagen de la cara del Espectro de Arena

Autor entrada: Ivancbravo

Ivancbravo
Jugador de Pc desde que tengo uso de razón, especialmente de juegos de estrategia, acción y shotters. Estudio traducción y me fascina especialmente la loocalización (traducción) de videojuegos. Suelo estar por twitter en @ivancbravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.