Cat Quest, la mayor aventura gatuna

Coge tus armas y magias, y adéntrate en las bastas tierras de Felinia

Todas las alabanzas que se puedan decir sobre este título son pocas, y lo que queda claro desde el principio son tres puntos: Te encantará a poco que te gusten los gatos, te fascinará si te gustan los juegos de acción-rpg, y por supuesto te enamorará si te gusta el humor absurdo sobre gatos.

Aunque este análisis se ha realizado sobre la versión de Nintendo Switch, no os preocupéis, ya que no es un juego muy exigente en cuanto a potencia u otros factores y en el resto de plataformas (Pc, PlayStation 4, IOs y Android) los cambios son inexistentes.

Una historia puuurrfecta

“Hace mucho tiempo, los dragones devastaron las tierras. Sólo unos gatos conocidos como los sangredragones podían derrotarlos. Pero, de repente, desaparecieron… y nunca más se les volvió a ver…”

Así comienza la historia de nuestra gatuno-aventura, pero la cosa no acaba ahí, ya que justo después nos presentan la historia de nuestro protagonista, el cual ve con desesperación cómo un malvado llamado Drakoth secuestra a su hermana. Tras esto, su barco naufraga, y aparecemos en la costa de Felinia al lado de la ciudad Miau y cercana a la Gatpital; acompañados de un simpático espíritu guardián gatuno llamado Spirry, el cual nos guiará a través de nuestras numerosas travesías y aventuras para recuperar a nuestra hermana de las manos del malévolo Drakoth.

 

Combate y poderosas magias

El sistema de combate de Cat Quest es realmente simple, aunque no por ello menos divertido. Con el joystick izquierdo nos moveremos, utilizaremos los botones (recordemos que hablamos de la versión de Switch) “Y” o “B” para atacar cuerpo a cuerpo, con sucesiones de hasta 3 golpes. Además de esto dispondremos de 4 magias, una por cada gatillo (L, R, ZL y ZR), aunque en total tenemos disponibles un total de 7 magias diferentes para poder usar, por lo que tendremos que elegir qué magias preferimos para los combates, como rayo, fuego, cura o mayor ataque. El juego utiliza también una mecánica que nos impedirá realizar personajes puros, es decir, solo guerrero o mago, ya que la magia se recarga con los golpes físicos que dan en el blanco de nuestros enemigos. Hay formas de esquivar esto, sobre todo si hablamos de un personaje de ataque físico en exclusiva, pero nunca podremos prescindir totalmente de ninguna de las habilidades.

Hablando de los combates, funcionan de una forma bastante simple, pero no os confiéis, ya que en muchas ocasiones os derrotarán sin que os deis cuenta. los enemigos empezarán a mostrar un área roja a su alrededor, y deberemos encontrar un equilibrio entre golpearles cuerpo a cuerpo y rodar para huir de su golpe. Por supuesto no sólo tendremos que lidiar con los golpes a melé, ya que muchos de nuestros enemigos también sabrán usar poderosas magias, algunos incluso sólo sabrán atacarnos a distancia de esta manera, y algunos combates se convertirán en una auténtica odisea cuando se mezclen varios enemigos a melé, con magias, e incluso dragones.

Todo esto lo podremos combinar con una considerable variedad de equipo dividido entre armas, corazas y cascos, que nos aumentarán (o bajarán) la vida, el ataque, la magia y la armadura para adaptarse a nuestro modo de combate, además por supuesto de mejorar visualmente a nuestro personaje.

Una vez dicho esto, vayamos a lo más importante, los gatos, y lo digo en serio, esperando además, que os guste el humor absurdo, porque el juego aprovecha al máximo el hecho de usar gatos como personajes, y todos los nombres, vocabulario y conversaciones están hechos de juegos de palabras, que nos sacarán más de una sonrisa inesperada. Incluso aparecen los propios programadores del juego caracterizados como gatos (y hablando como si estuvieran en la vida real).

Cat Quest es un título indie, que aunque no lo parezca, puede dar muchas horas de diversión a pesar de su corta historia, debido a la multitud de misiones secundarias disponibles, además por supuesto del modo partida+, el cual no sólo nos permitirá empezar una nueva partida con todo el equipo, magias y dinero conseguidos, si no que también nos permite empezar con Miau-dificadores, los cuales funcionan de la siguiente manera:

Al empezar una nueva partida, podremos elegir entre hasta 4 de esto modificadores:

  • Armdura peluda, el cual simplemente nos traslada el equipo y nivel a esa partida, sin recompensas.
  • Nivel uno, el cual no nos permite subir de nivel.
  • Gato desnudo, que nos impide ponernos ningún tipo de armadura.
  • Nueve vidas, para toda la partida.

Salvo el primero, el resto de modificadores de partida nos incrementa la experiencia o el oro, además de añadir un extra de dificultad a nuestras partidas. Sólo con este tipo de partidas podremos alcanzar las mazmorras de máximo nivel 99, e incluso la extraña caverna de nivel 200.

Os dejamos con el tráiler para que os deleitéis con este título tan peludo, ¡ah! y no os olvidéis de sestear en la ciudad más cercana para guardar la partida.

Autor entrada: Emocionao

Jugador habitual de videojuegos desde los 5 añitos hoy en día a mis veintitantos sigo jugando a todo lo que cae en mis manos. Me encanta el cine, las series, anime... Y casi todo lo friki que pille. PC Master Race manda en mi vida, aunque también soy feliz con mi Switch ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.