Demo de Anthem | Probamos lo nuevo de Bioware | Opinión

Probamos la demo de Anthem, lo nuevo de Bioware y esto es lo que nos ha parecido

El pasado fin de semana tuvo lugar la beta privada de Anthem, el nuevo título de Bioware, la cual pone toda la carne en el asador para que EA no les cierre el chiringuito. Robots, bugs, combates dinámicos, fallos de servidor, un diseño visual impactante y mecánicas que ya conocemos… Acompañadnos a descubrir más de estas primeras y accidentadas horas.

Es una demo cerrada

Primero me voy a quitar lo malo de encima y entender que era una demo cerrada en la cual los errores e incidencias se dan por seguras y los equipos de desarrollo trabajan para solucionarlas. Yo básicamente me encontré con dos: un primer día con servidores sin hueco y el segundo el tener que realizar una serie de entradas y salidas del juego para poder completar el 95% final de la carga del mapa. Si bien el primer error se solucionó rápido, el segundo lo sufrí hasta el ultimo momento.

Una vez quitado esto de encima,si tuviera que definir a Anthem con pocas palabras serian: una mezcla entre Destiny y Monster Hunter mientras vas cosplayeado de Iron Man. (Podría dejar el articulo así y quedarme tan a gusto, pero supongo que querréis saber un poco más, y total para lo que me pagan…)

Esto es Anthem

El mundo es tecnomedieval (si esa palabra no existe me pido el copyright).

Lo primero que vemos al entrar en la beta es una ciudad con un claro estilo arquitectónico morisco/futurista en el que lo mismo podemos encontrar el clásico bazar de una ciudad islámica medieval, en el cual comprar un cibercasco, como un patio decorado con fuentes o una cafetería steampunk. Lo mejor de todo es que toda esta mezcla de elementos funciona. Yo mismo he recorrido toda la ciudad viendo los tipos de edificios o personas que encontrar en cada rincón.

Todo esto cambia cuando nos enfundamos en nuestra armadura, las cuales en el juego son conocidas como “Alabardas” y salimos a un mundo fantástico y enorme en el que nos encontraremos con toda clase de especies animales, hostiles o no, y con enemigos que oscilan entre insectos gigantes o una especie de robots muy enfadados debido seguramente al trato que les dimos a los robots de cocina y a los aspiradores automáticos.

La libertad y facilidad de movimiento cuando nos ponemos la Alabarda es brutal, puedes caer en picado y empezar una batalla o quedarte flotando en el aire y disfrutar del paisaje, estando atento siempre el medidor de calentamiento de tu armadura, pero mejor eso lo tratamos a continuación.

Alabardas y sus pilotos

 

Porque eso es lo que eres tu, una o un alabardero, solo puedes elegir la voz y las armaduras no cambian con el sexo, así que se agradece no ver a una piloto llevando un bikini y a un piloto con más metal que el cartel del “Resu” del 2016. Una vez elegido el sexo, nos ponemos a hacer los trabajitos que nos manda la gente de la ciudad ya sea porque están muy ocupados, o es muy importante, o mejor vete tu que mi vida me importa más oye.

Hay 4 tipos de alabardas, las cuales luego podemos personalizar con ciertos complementos y armamentos al gusto pero que básicamente son:

  • Comando: Equilibrada en sus funciones. Es la inicial y te deja salir airoso de la mayoría de situaciones. Es ideal si quieres un estilo de juego mas fluido y poder apoyar a cualquiera de los miembros de tu equipo.
  • Coloso: Si lo tuyo es ser un tanque, tanto en resistencia como en daño, bienvenido a los mandos de esta preciosidad. El coloso no es la mas rápida de las armaduras, ¿pero quién necesita eso si tienes una placa de metal que te cubre del daño?
  • Tormenta: Si hubiera magos en este mundo, esos son los alabarderos de tormentas. Con su capacidad de vuelo y su daño en área, hacen honor a su nombre, ya que parecen fuerzas de la naturaleza.
  • Interceptor: Movilidad, daño, y esquiva. Es la alabarda más ágil y con la que te moverás por el campo de batalla de una manera que sembraras el caos entre los enemigos.

Si bien lo recomendable es llevar variedad dentro de una party, tener alguna clase repetida funciona igual de bien, dependiendo de la comunicación y la configuración de cada alabarda.

Anthem no deja mal sabor de boca de momento pero…

En resumen y conclusión, Anthem es un titulo que, si bien recuerda a una amalgama de juegos del año pasado, sabe llevárselo a su terreno.

Me preocupa que pueda volverse repetitivo, que lleve mucho farmeo, o que el contenido no llegue con mucha regularidad y lo dejen un poco abandonado (no miro a nadie Bungie).

Pero por otro lado me lo he pasado muy bien jugándolo, incluso con los fallos, me ha entretenido y me ha llevado a su mundo. Ahora solo queda esperar a tener mas noticias, pero podemos estar ante el titulo del año o el cataclismo absoluto.

Autor entrada: Behache

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.