El avatar y sus tipos en los videojuegos | Opinion

Hellblade Senuas Sacrifice Scene

Hoy hablaremos de uno de los componentes de los videojuegos con los que más hemos interactuado a lo largo de los años: el avatar.

Muchas veces, cuando pensamos en un videojuego, lo primero que nos viene a la cabeza es su protagonista. Es normal que sintamos esta conexión con el protagonista de la historia, más aún teniendo en cuenta que, en este caso, suele ser nuestro avatar para interactuar con el mundo y aquel con el cual la historia y las mecánicas nos implican más emocionalmente. Por ello, hoy hablaremos de los diversos tipos de avatares que nos encontramos en los videojuegos.

El avatar mudo

El primer tipo de avatar sería el “avatar hoja en blanco”. Este avatar, muy representativo de los juegos en primera persona, especialmente los shooters, suele funcionar como un vehículo del jugador en la diégesis. Su diseño no suele ser muy relevante, apenas suele hablar o es directamente mudo y no suele tener reacciones emocionales a lo que nos rodea. Ejemplos de este tipo serían los protagonistas de la mayoría de estos juegos shooter como COD o Battlefield,o, dando un ejemplo más específico, Gordon Freeman de la saga Half life.

Imagen de Gordon Freeman, nuestro avatar en Half life 2

El avatar personalizable

Otro tipo de protagonista similar sería aquel que crea el propio jugador. Este tipo de avatares los podemos encontrar principalmente en rpgs y similares, tales como Dark Souls, Skyrim o Mount and Blade. Si bien estos personajes pueden tener algún tipo de historia de fondo, no suele ser relevante más que para nosotros según como queramos rolear con el personaje. Este tipo de avatar aparece en historias cuyo principal foco suele ser las acciones del jugador en lugar de la historia que se está desarrollando, dándonos una mayor libertad para lo que queremos hacer en diversas circunstancias. Además, este avatar no suele tener mucha expresividad ni reacción a lo que acontece a su alrededor debido a que su aspecto y diseño suele quedar a nuestra elección, jugando las limitaciones técnicas un gran papel en este apartado.

Imagen de diversos personajes de Dark Souls
Las diversas armaduras son otro de los elementos que influyen en el enfoque que le queremos dar a nuestro avatar

El protagonista cinematográfico

Podríamos encontrar un tercer tipo de protagonista en aquel cuya historia se nos está contando. Este tipo de avatar suele ser muy popular debido a las oportunidades narrativas que ofrece sin tener que prestar demasiada atención a las mecánicas. La mayor parte de juegos con una gran parte narrativa o fuertemente influenciados por el cine utilizan este tipo de avatar. Podríamos encontrar este protagonista en juegos tan diversos como Uncharted, Prince of Persia, Farcry o Assasin’s Creed.

Imagen del principe, de la saga de videojuegos Prince of Persia

El avatar dual y emocional

Por último, comentaremos estos dos últimos tipos de avatar que son los más repetidos o a los que más se recurre en los juegos:

El avatar dual

Por un lado tendríamos aquellos personajes con una personalidad muy marcada pero a la que el jugador puede dar matices en mayor o menos medida. Estos avatares necesitan dejarnos el suficiente poder de decisión como para que podamos tener un impacto en el personaje, y deben ir lo suficientemente guionizados como para que el personaje pueda actuar según su propio criterio, y a su vez seamos capaces de comprenderlo. Varios de los ejemplos más famosos de este tipo son Arthur Morgan, Geralt de Rivia y el Comandante Shepard.

Imagen de Arthur Morgan, protagonista de Red Dead Redemption 2
Nuestra relación con la historia de Arthur puede cambiar el significado de la historia y el tipo de hombre que este decide ser al final.

El avatar emocional

El último tipo de personaje es el más complicado de conseguir. Ya que, si bien es nuestro avatar en el juego, es aquel con suficiente peso emocional en la historia como para que lo entendamos como un ente ajeno a nosotros. Este grupo es de catalogación muy personal, ya que aparte de que debe estar perfectamente escrito e interpretado para que podamos llegar a este nivel de empatía con el personaje, dependerá también en gran medida de aquellos temas con los que el jugador en cuestión empatice más.

Una de las peculiaridades de este avatar, es que una vez enfrentados con los peligros que nos presenta el juego, nuestra principal preocupación suele ser las consecuencias que perder puede tener para el personaje, donde cada golpe nos duele porque el personaje está sufriendo. Es, en definitiva, la mejor manera de que el jugador se involucre emocionalmente en la historia. Y aunque esta categoría tenga un componente muy personal, debo decir que mis favoritos en esta categoría son Heather de Silent Hill 3 y Senua de Hellblade:Senua’s Sacrifice.

Imagen de Senua, protagonista de Hellblade. Senua's Sacrifice
Senua es uno de los personajes mejor construidos de la historia del medio

Como vemos, hay muchos tipos de Avatares con los que hemos interactuado a lo largo de los años en títulos muy diversos. Cada uno con sus objetivos, puntos fuertes y carencias propios, y se espera que este abanico pueda seguir creciendo junto con el medio para ofrecernos cada vez nuevas formas y perspectivas a la hora de contar historias.

Autor entrada: Ivancbravo

Ivancbravo
Jugador de Pc desde que tengo uso de razón, especialmente de juegos de estrategia, acción y shotters. Estudio traducción y me fascina especialmente la loocalización (traducción) de videojuegos. Suelo estar por twitter en @ivancbravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.