Mutant Year Zero: Road To Eden | Opinión

Mutant Year Zero: Road to Eden

Hemos probado el genial Mutant Year Zero: Road To Eden y aquí os traemos nuestra opinión

El mundo se ha ido a la mierda por nuestra contaminación, guerra nuclear, o cambio climático, bla bla bla… en este frío yermo busca recursos para sobrevivir en un ambiente hostil habitado por criaturas y maníacos que no dudarán en alimentarse de ti, bla bla bla… los recursos son escasos y tú eres uno de los valientes que se juegan las plumas… Un momento, ¿eres un pato? ¿Y tu colega un jabalí con una escopeta? ¿Y habláis?

Bienvenidos a Mutan Year Zero: Road To Eden

Inspirado en un juego de rol y de la mano de la compañía The Bearded Ladies llega a nuestras manos un juego de rol, aventuras, estrategia por turnos y furries post-apocalípticos en el que tendremos que descubrir que le ha pasado a un grupo de merodeadores de chatarra y recursos como vosotros… O eso parece al principio, ya que la historia se irá complicando y nos dejará entrever que ha pasado con la especie humana.

Las piezas de este puzle están repartidas por el mapa, el cual tendremos que investigar ya sea en forma de escuadrón o separando a nuestros personajes y manejándolos de manera independiente. Olvidaros del XCOM en cuanto a movimiento y enfrentamientos, aquí tenemos libertad para explorar e incluso preparar emboscadas y las mejores posiciones de combate para cada uno de los miembros del grupo. Esta libertad de movimiento hace que tengamos que ir con sigilo recorriendo el lugar del mapa que hemos seleccionado buscando recursos, armas e incluso reliquias del pasado, las cuales nos vendrán muy bien para sacarnos una pasta.

El movimiento libre da lugar a la estrategia por casillas

Mutant-Year-Zero-Estrategia

Todo este movimiento libre se transforma hacia la estrategia por casillas cuando bien decidimos que ha llegado la hora de machacar unos culos mecánicos, o hemos sido tan torpes que nos han detectado y nos toca pensar cómo hacer frente a la situación. (Spoiler: es siempre mejor golpear nosotros primero, que luego vienen los sustos y más de una vez nos toca morder el polvo radiactivo tóxico añejo. ¡Y no es nada bueno para el cutis!).

Los Combates

Los combates son muy estratégicos y nos exigirán conocer como la palma de nuestra mano a cada uno de nuestros personajes, sus puntos fuertes, sus debilidades y cómo combinarlas. ¿Qué me ha empujado a tener que empezar un combate de nuevo? ¿El no haber colocado bien a mi tirador? ¿O haber mantenido a mi experta en sigilo muy lejos de la contienda? No va a ser sencillo, pero es gratificante a tope ver cuando todo sale bien y los enemigos no saben de donde les ha caído esa granada.

Cuando ganemos, o perdamos, podemos volver a “El Arca” una zona segura y libre de contaminación donde comprar, vender, mejorar equipo y escuchar a el anciano (el cual tiene más años que Jordi Hurtado) contarnos cosas de cuando el mundo era diferente. Resaltar que todas las mejoras de armas y de equipo, afectan a como se ve tu personaje. Esto es de agradecer, ya que me encanta ir con Dux el pato con una gorra de golf, o con Bormin el jabalí con unas protecciones de hockey. Poder verlas en pantalla es todo un detalle que le da un punto extra al juego.

Los viajes se pueden hacer mediante viaje rápido. Además, podremos volver a recorrer el camino por si dejamos algo atrás. O por si queremos explorar mejor o abrir una ruta nueva que nos lleve a una nueva misión o fragmento de la historia. Personalmente recomiendo esta última forma de viajar, ya que hace que te sumerjas más en el juego (menos cuando los lobos te han comido 4 veces y decides hacer un viaje rápido a El Arca, comprar granadas y declararlos especie en peligro de extinción).

Habilidades y elementos RPG

Pero no solo de equipo vive el mutante, ya que al ganar experiencia conseguiremos unos puntos con los cuales desbloquear nuevas habilidades y mutaciones para cada uno de los personajes. Es aquí donde entra el punto RPG del juego, ya que nos permitirá adaptar a cada uno de la manera que nosotros queramos jugarlo. Destacar que cada uno es adecuado para un tipo de arma/tipo de combate.
Este cambo se divide en mutaciones y atributos. Los segundos harán que el personaje se mueva más, tenga más vida, o capacidades de granadas o sigilo. Mientras que el primero, es el más amplio y nos deja mejorar habilidades con ciertas armas, capacidades de saltos o incluso volar. Cabe destacar que estas están más centradas en las capacidades específicas de la especie animal a la que pertenece el personaje.

Con todos estos elementos llega un título al que una vez entras es difícil salir y te mantiene atrapado con su historia, sus personajes carismáticos y su estilo de juego. Este es muy agradecido con los jugadores novatos en el género y puede ajustar su dificultad para los que lo conocen y buscan un reto un poco diferente. Para mi gusto estamos ante uno de los juegos que pasaron de tapadillo el año 2018 y merece la pena darle una oportunidad. Te tendrá enganchado y deseando más desde el principio hasta el final.

Recomendado si te gustan: los juegos de rol, la estrategia o los furries.

Autor entrada: Behache

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.