Review de Fall of Light: Darkest Edition

Review de Fall of Light: Darkest Edition

Hemos probado el título de RuneHeads y esta es nuestra Review de Fall of Light:Darkest Edition

Cuando comenzamos a jugar a Fall of Light: Darkest Edition dos palabras pasan por nuestra cabeza “Dark Souls”. Y es que se antoja prácticamente imposible hablar de este título sin hacer mención alguna a la obra de From Software. Tanto en su ambientación, como en las mecánicas principales y el combate, Fall of Light bebe directamente de los juegos de Miyazaki, lo que provoca en ocasiones que el título pierda personalidad. 

Fall of Light ICO

Nada más comencemos a jugar, veremos otra de las inspiraciones más directas de Fall of Light, ICO. Nuestro caballero deberá recuperar la luz del mundo y lo haremos acompañados de nuestra hija, un ser de luz a quien podremos guiar y a quien debemos proteger. 

Mecánicas familiares y conocidas

Combate

Centrándonos exclusivamente en sus mecánicas, el juego no es particularmente novedoso. Un sistema de combate basado en comprender a nuestros enemigos, controlar defensas y esquivas y en la gestión de nuestro aguante, ¿os suena? 

Durante la aventura nos encontraremos con bastante variedad de armas y, si bien las grandes y pesadas, como los martillos de guerra, pueden estar bien, son las pequeñas y rápidas las verdaderamente eficaces. 

El sistema de experiencia también resulta familiar. Al eliminar a un enemigo, recibiremos experiencia. Esta, podremos “canjearla” por más vida cuando recemos junto a un altar. Al hacerlo, esta barra de experiencia se vaciará y los enemigos reaparecerán. A estas alturas decirlo resultará ya más que evidente, pero si morimos, perderemos toda la experiencia que no hayamos “canjeado” hasta el momento. 

La vista isométrica de Fall of Light no ayuda

Vista isométrica

Uno de los puntos donde más flaquea Fall of Light, es en el control. La vista isométrica hace un flaco favor al combate y el movimiento es tosco y errático en demasiadas ocasiones. Por otro lado, las habilidades y poderes proporcionados por nuestro amuleto (lo recibimos durante la primera hora, no es spoiler, tranquilos), proporcionan alternativas al combate que hacen este más ameno. 

Exploración gratificante y bien planteada

En lo que a exploración se refiere, el título sí logra recompensar al jugador. Bien sea por las mejoras para atributos, como el aumento de la duración de los “stuns”, o bien sea por las nuevas armas, explorar merece la pena. Los secretos están distribuidos de forma muy coherente. Estos, son lo suficientemente difíciles de encontrar como para proporcionar esa sensación de recompensa al obtenerlos. Puentes invisibles, cajas ocultas, zonas de difícil acceso… Todo puede albergar un nuevo secreto que merece la pena obtener. 

Luces y sombras en el apartado gráfico

El apartado gráfico es uno de esos apartados que dan lugar a la interpretación. Por un lado, sus figuras demasiado poligonales y ciertos detalles, hacen que Fall of Light luzca algo desfasado. Por otro, sí que consigue en bastantes ocasiones generar esa inmersión en un mundo en ruinas. Sus escenarios y ciertos detalles, hacen que realmente nos sintamos solos dentro de este mundo. 

Fall of Light Gráficos

Fall of Light es muy similar a Dark Souls

Fall of Light: Darkest Edition, es uno de esos títulos que bebe demasiado directamente de Dark Souls. Tiene ciertos problemas en lo que ha jugabilidad se refiere, pero hay que tener en cuenta que es un título desarrollado por un equipo muy pequeño. Esto también se nota en el apartado gráfico. Aunque hay que recalcar que aquí la inmersión sí se consigue. 

El juego peca principalmente de emular demasiado a Dark Souls. La carencia de ideas propias y originales provoca que no destaque en ningún aspecto de manera significativa. Además, quizá el título se vea lastrado por la comparativa obligada con uno de los juegos más influyentes de la última década. 

¿Merece la pena comprar Fall of Light: Darkest Edition?

¿Os recomendaría Fall of Light: Darkest Edition? Sólo si no tenéis otra cosa a la que jugar y sois muy fans de la fórmula Souls. Quizá, esta nueva perspectiva isométrica os ayude a redescubrir la forma de jugar a un Souls like, aunque ni siquiera aquí es el mejor título disponible. 

Si os ha convencido nuestra Review de Fall of Light: Darkest Edition, recordad que cuenta con una duración aproximada de 8 a 10 horas y que lo podéis encontrar en Steam por 14,99€, donde también se encuentra disponible una Demo del mismo. 

 

Autor entrada: Ivens171

Ivens171
Cofundador de la web y apasionado del mundo de los videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.