Review de Overcooked 2 | Caos y fogones a montones

Imagen de portada de Overcooked 2

Hoy os traemos este divertido juego multijugador que te mantiene en todo momento entre el ataque de nervios y el ataque de risa. Con todos vosotros, Overcooked 2.

Todo aquel que haya trabajado con otra persona en una cocina sabe que solo hay dos salidas posibles de esa situación: podréis compenetraros como un reloj bien engrasado acabando la comida en tiempo record, o bien acabareis discutiendo porque no paráis de molestaros. Precisamente esa dualidad de la cooperación culinaria es la que da forma a Overcooked.

Overcooked es un simulador de caos con elementos de juego de cocina. Deberás trabajar junto a otros cocineros (máximo 3 amigos) para poder sacar adelante el restaurante donde te toque trabajar según la misión en la que te encuentres.

La campaña culinaria

La historia principal no es muy importante, por no decir que es una soberana estupidez. Pero, aún así, añade ese tono desenfadado y ligero que tiene el juego.

La campaña nos hará movernos por un mapa con diversas misiones. Estas pueden ser tanto principales como secundarias. Podremos elegir entre varias de estas para ir avanzando en el juego, aunque el mapa no cumple mucha más función aparte de esa.

Imagen del mapa de Overcooked 2
El mapa es sencillo y fácil de manejar a la vez que colorido y gracioso

Lo que sí está medido al milímetro del juego es su perfecta curva de dificultad. Esta irá aumentando poco a poco los requerimientos, pero sin llegar a ser abrumador. Puede aumentar la variedad de las comidas que se nos pueden pedir, la complejidad de las mismas, el diseño de niveles o los elementos a tener en cuenta a la hora de utilizar la cocina tales como limpiar los platos o utilizar diversas herramientas para cocinar los alimentos.

Mecánicas de la cocina

Mecánicamente, Overcooked es un juego bastante sencillo. Tiene un boton para interactuar con las herramientas, otro para coger cosas, otro para lanzarlas y otro para correr. Teniendo esto en cuenta, puede parecer que el juego es demasiado sencillo y que se acabará haciendo repetitivo en poco tiempo, pero nada más lejos de la realidad.

El núcleo jugable de Overcooked 2 reside en su excelente diseño de niveles y tu capacidad para compenetrarte con tus compañeros para solventar los numerosos impedimentos que el juego te ponga delante. Es en este apartado donde nace el caos del que hablaba al principio del análisis. Tras cada partida de Overcooked 2,  lo más normal es que acabes con los nervios de punta, gritandole a tus amigos pero a la vez al borde de un ataque de risa.

Imagen de un nivel de portales de Overcooked 2
Algunos niveles tendrán un planteamiento a primeras tan obtuso que llevará un tiempo adivinar como se supone que funcionan

La mejor manera de ejemplificar como suele acabar siendo cada partida de Overcooked, es con un ejemplo personal, en el que acabe al borde de un ataque de nervios intentando sacar la misión adelante mientras uno de mis compañeros no dejaba de caerse y dar vueltas en circulo con un extintor en la mano porque no sabía que hacer y los otros dos directamente habían dejado los mandos porque estaban partiéndose de risa.

Diseñando los platos

En el apartado estético, Overcooked 2 también hace un trabajo sobresaliente. Vendiendo esa estética divertida y desenfadada a la vez que hace que tu personaje sea muy reconocible en el escenario, así como todos los elementos que tienes que tener en cuenta a la hora de cocinar y te sea fácil navegar por el mapa, siempre y cuando mantengas la compostura y tus compañeros no te lo impidan.

Además, el hecho de poder personalizar a tu personaje con una gran gama de personajes desbloqueables. Desde una afable anciana, hasta un mapache, pasando por un cocinero japonés o un ratoncito blanco, le da un toque todavía más gracioso al juego donde posiblemente surjan historias entre los amigos casi como si fuera una partida de rol.

Imagen de los personajes en el menú principal
Esta es la banda con la que he disfrutado de este caótico juego

El apartado musical del juego es también un gran acierto del título. De índole sencilla y divertida, recordando a ciertos juegos como Animal Crosing en algunos matices, utilizando una gran variedad de elementos e instrumentos distintos, y variando en intensidad y rapidez dependiendo de la intensidad del propio nivel. Es, sin duda, uno de los apartados que hacen de este juego una experiencia aún más divertida de lo que ya es de por si.

Os dejo como ejemplo la relajada canción con la que abre el juego:

Conclusión: Un adorable caos

En definitiva, Overcooked 2 es una experiencia que no puedo recomendar más si queréis jugar a algo divertido y desenfadado con vuestros amigos. Además, su precio muy accesible y su capacidad de funcionar en cualquier ordenador hacen que sea super fácil poder probarlo y descubrir porque este juego se ha convertido en el completo caos más divertido que he experimentado en el mundo de los videojuegos.

Imagen de un nivel de balsas una vez acabado el tiempo

Autor entrada: Ivancbravo

Ivancbravo
Jugador de Pc desde que tengo uso de razón, especialmente de juegos de estrategia, acción y shotters. Estudio traducción y me fascina especialmente la loocalización (traducción) de videojuegos. Suelo estar por twitter en @ivancbravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.