Review de Deep Sky Delericts | RPG, ciencia ficción y cartas

review de deep sky derelicts

Review de Deep Sky Delericts, un RPG de ciencia ficción y un toque de juego de cartas que se queda más en un “para casi todos”

Deep Sky Delericts, es un viaje al espacio exterior. Realmente puedes pensar en muchos escenarios dependiendo de tu referente cultural de confianza, pero pensemos en ejemplos concretos. Puedes tener en mente las películas de Star Wars, por lo que asocies el espacio a una gran aventura; quizá hayas crecido con cómics o relatos más pulp, incluso puedes estar en el club de las personas fascinadas por la atmósfera de Alien (entre las que me incluyo). Sea cual sea tu referente para el género, la ciencia ficción es algo a lo que cualquier fan se suele dirigir por inercia.

Por eso mismo, muchos os veréis interesados en el título que hoy os traemos. Y no os culpo, al fin y al cabo, este juego ofrece estas cosas, además de una buena atmósfera de ciencia ficción y una interesante propuesta como juego de cartas. Además, recuerda a otro título independiente con un notable éxito de cara a público: Darkest Dungeon.

Y es que cuando le eche un ojo por primera vez a Deep Sky Delericts, mi pensamiento fue más hacia un “Por favor que sea un buen juego, que me de esa ciencia ficción oscura que tanto mola, que el sistema se cartas funcione”, que hacia un “quiero que sea Darkest Dungeon en el espacio”. Puede que fuese porque venía de vengarme del susodicho título. O puede que venga más por mi interés a juzgarlo por sus méritos propios. La cuestión es que… ¡estamos de suerte! Ya que Deep Sky Delericts tiene las papeletas de gustarte, sin realmente acercarse tanto al RPG de Red Hook Studios. Y además también tiene muchas ideas que ayudan en el proceso de darle su propia forma y personalidad, aunque no termine por gustarle a todo el mundo en el proceso.

Deep Sky Derelicts Review

Las estaciones espaciales abandonadas y criaturas salidas de cómics, de Deep Sky Delericts

El título nos pone al control de una tripulación que podremos, en menor o mayor medida, personalizar (clase, aspecto, habilidad especial…), dándote a elegir además una dificultad. Si elegimos la dificultad básica, podremos cargar la partida una vez muertos, por el contrario, la difícil supondrá una muerte definitiva para el equipo. Una vez hecho esto, apareceremos en un despacho y se nos dará una misión: Buscar datos de estación espacial en estación especial, para encontrar la que aparentemente es la buena.

Una vez obtenida esta misión, apareceremos en una especie de base. Aquí podremos hacer de todo, comprar mejoras, objetos, curarnos, vender, reclutar gente y un largo etcétera. Además de poder ir a las zonas donde hacer las misiones, obviamente. A partir de aquí el juego se convierte en un va y ven por las zonas, buscando datos y cumpliendo las misiones secundarias. Ir a las zonas costará dinero, el cual se consigue cumpliendo misiones.

Deep Sky vehículo

Ya se podría empezar a hablar sobre como el juego se siente desaprovechado en ciertos aspectos, pero antes de esto debemos reconocer algo. Y es que el apartado visual está cuidado y se disfruta. Ese toque de cómic, los detalles, los enemigos… Todo se siente lo suficiente como un cómic de Mike Mignola, como para que te mole si lo conoces; o para que tu subconsciente sepa que mola sin conocer al susodicho autor.

La ambientación cumple su papel excediéndose en ese aspecto y siendo simplemente correcto en lo que a música y enemigos respecta. Enemigos qué además, dan una sensación rara de coherencia, nada grave, pero se hace extraño encontrar tal variedad de seres y mercenarios en un mismo emplazamiento (estación espacial). Igualmente, se entiende que esta es la idea del juego, el concepto de un mundo con estas estaciones enormes llenas de secretos. Por lo tanto, mi queja se queda más como un eco lejano que no afecta en nada en una ambientación llena de detalles chulos y que derrocha cariño por la fuente original.

Comic vision

Explorar tiene su estrategia, piensa o muere

Siempre que entremos a una estación, partiremos de una suerte de sala donde la nave puede salir al espacio, para volver de esa forma a la base. No suele haber demasiadas por estación, así que al llegar a una nueva iremos a una fija y conforme descubramos alguna más, podremos elegir dónde queremos empezar la siguiente vez que volvamos. Partiendo de esta primera sala, deberemos movernos en un mapa por descubrir y que se va registrando conforme avancemos. En nuestro camino encontraremos salas con personajes con los que comerciar, cumplir misiones secundarias o principales, objetos que recolectar, enemigos y otros eventos y sorpresas. El punto es, que cuando empecemos a movernos veremos que no es gratis, pues desplazarnos costará energía.

Deep Sky Delericts mapa

Cada vez que empecemos una incursión, tendremos una energía fija. La cual, se ira gastando conforme avancemos por salas (también tiene otros usos, como la de crear ciertas ventajas en los combates) y aunque hay zonas y objetos que nos permitirán recuperar energía, debemos tener cuidado, pues si termina por llegar a cero, empezaremos a perder vida por cada sala avanzada.  El juego ofrece una idea relacionada con esto, la cual resulta muy interesante, con el PDA (que usaremos como mapa, inventario y tablón de misiones) podremos cambiar la forma de movernos por la zona. Habiendo un modo en el que gastas menos energía, pero te expones más, uno normal y uno que gastas más, pero te expones menos. Esto empieza a servir realmente en niveles superiores y le da un toque refrescante, que recuerda a juegos de rol clásicos.

Explorar y encontrar cualquier recurso que se nos pida, es la base del juego (junto al combate) y el interés en el mismo suele variar dependiendo del grado de interacción y la curiosidad que suscite a cada uno. Por lo personal, la historia y el lore me han parecido en líneas generales, poco interesante. Pero eso ya depende de cada uno. Hay misiones chulas, en las que puedes tomar decisiones, pero también hay de recolección e incluso algunas que te requieren que compres el objeto de la misión. Además de que hay momentos en los que el juego podría ser más claro de lo que es en un principio.

Cartas, armas y abominaciones espaciales

Pero explorar no lo es todo, pues en algún momento vamos a tener que pegarles a muchos bichos. Humanos, aliens pequeños, medianos, grandes, robots… hay para todos los gustos. Según nuestra clase, tendremos diferentes cartas y por lo tanto, diferentes estrategias. Pero vamos por partes. Todas las clases del juego empiezan con unas armas y herramientas, que tienen unas cartas predefinidas. La cosa es que no tardaremos más de media hora de juego en conseguir nuevas armas y mejoras, por lo que nuestro mazo va a variar constantemente.

El trabajo de mazos recuerda más al proceso de looteo constante de un Borderlands, que al trabajo que da currarse un mazo (Como en Slay The Spire). Esto no me termina de encajar en un juego estratégico. Aunque realmente se puede mantener las mejoras que te interesan y por lo tanto, las cartas que te interesan;  el juego siempre parece incitar más a lo contrario.

A la hora de la verdad, a la hora de un combate, el juego se siente sólido. No la consistencia que procesan otros títulos, ya que se le puede sacar cosillas, pero si la suficiente solidez para que funcione. Tienes vida y escudo, de los cuales, siempre será más común recuperar escudo, puedes atacar físicamente a uno o más enemigos, meter efectos tanto a los monstruos como a aliados, etc.

El juego se siente viable en aspectos de los combates son claros. Hay una buena indicación del orden de atacantes (de aliados y enemigos), que se ve modificado por la iniciativa de cada uno, también se indican claramente los efectos que procesan cada personaje (hacer más daño, veneno, aturdimiento…). El resumen general es ese, funciona, hasta que se le ven fisuras. Nada que arruine la experiencia, pero digamos que cuando te pueden aturdir turno sí y turno también, se agradecería un efecto que te subiera la resistencia al aturdimiento, por lo menos por unos turnos tras recibir un golpe que aturda, esa clase de detalles habrían estado bien.

Enemies

¿Merece la pena?

Creo que hay otros RPGs y juegos que pueden interesar a los que les llame la atención este título. Más que nada, porque el juego se mueve en una fina línea entre entretener y hacerse pesado. Pero claro está, que esto no es aplicable para todos, aunque sea lo que yo he sentido, para vosotros puede ser totalmente diferente. Yo no puedo dar una sentencia definitiva, ni lo pretendo.

Lo que de verdad me duele, es que le falta un “golpe final”. Muchas mecánicas pueden tener mucho más protagonismo. Cosas como las mejoras, podrían ser mucho más interesantes, convirtiéndose en algo más propio. La gente que quiera una dificultad elevada tendrá que ponerlo en difícil. La dificultad jugando en normal, ocurren más en picos, como ciertos enemigos. Además de que, sin ser obtuso, podría llegar a ser más claro en temas de misiones y exploración. Y realmente, todas estas cosas, lastran al título.

Ahora, tal y como he dicho, todo esto tampoco resta solidez a un conjunto interesante. Por lo que, si queréis un juego, funcional y os llama el estilo… pues tampoco es un mal juego. Por mucho que no me haya terminado de convencer, contigo puede tener el efecto contrario. Así que, esto es Deep Sky Delericts, a partir de aquí, depende de vosotros.

Autor entrada: SantoAquelarre

SantoAquelarre
Estudiante de comunicación audiovisual y amante de la narrativa. Resulta que mi madre tenía una Nintendo 64 y así hemos acabado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.