La ayuda: ¿5 millones para la industria del videojuego? | Opinión

La ayuda: 2 millones para la industria del videojuego

La ayuda, prevista de financiación para 20 empresas en España, quedó completamente descartada de un inicio pero: ¿que pasó finalmente con ella?

En Next Quest siempre hemos estado a favor del desarrollo indie en España. Hemos analizado títulos como Moonlighter o Rise&Shine, que son productos nacionales. Por eso, nos quedamos consternados cuando el mundo del desarrollo de videojuegos en España sufrió un duro revés tras el anuncio, mediante fuentes del portal “El Español“, de la cancelación de la ayuda con fondos Europeos para el desarrollo y creación de videojuegos de empresas españolas. Luego recobramos la fé tras la recuperación de la mencionada subvención ¿Pero que pasó realmente con esta ayuda que tanto dió que hablar a principios de año? Empecemos por el principio.

El pasado día 15 de diciembre de 2017, Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, creaba la Mesa del Videojuego. Esta sería de carácter permanente, y mediante la cual se reunió a los principales agentes del sector, con representantes de todas las Comunidades Autónomas. El fin era lograr su implicación en ayudar con fondos públicos, además de poder debatir las diferentes situaciones y retos a los que se enfrenta dicho sector. Pero esta alegría duró bien poco.

Primera mesa del videojuego español
Primera mesa del videojuego, en la Secretaría de Estado de Cultura, el pasado 15 de diciembre de 2017.

El gobierno, con otros planes en mente

Mientras esto sucedía, Álvaro Nadal, Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, tumbó de forma fulminante la ayuda propuesta al sector por parte de Europa. Esta ayuda, estimada en 2 millones de Euros, consistían en una financiación de entre un 50% y un 85% del proyecto en empresas que no hubieran lanzado su primer producto al mercado.

Para las empresas con menos de cinco empleados, se habían previsto unas ayudas de 50.000 euros y para empresas en desarrollo de más de cinco empleados, un total de 150.000 euros. Además, se calculaba que sería una gran ayuda para alrededor de 20 empresas españolas con problemas de financiación. Esta era una ayuda con el fin de que muchas más empresas pudieran sacar al mercado sus productos, algo que no pasa habitualmente en nuestro país.

Según las fuentes de “El Español” que acudieron a dicha convocatoria:

“El ministro dio la orden de retirar dos millones de euros en subvenciones de fondos europeos para nuevos creadores de la industria. Lo hizo la misma semana que se reunió la primera Mesa del Videojuego, convocada por la Secretaría de Estado de Cultura, para lanzar las ayudas entre todas las Comunidades Autónomas de un sector en auge”

Nadal no creía en ayudar a la gente en formación.

Todo esto supuso un duro revés para un sector que, en España, cuenta con facturación de 1.163 millones de euros anuales. Y la verdad es que choca ver esto siendo el cuarto país Europeo en consumo de videojuegos. En un país en el que la primera opción de ocio audiovisual con cerca de 23,9 millones de jugadores es la industria del videojuego, nadie podía entender la decisión de Nadal.

A raíz de esto, diversos representantes del sector declararon su decepción. La situación no tardó en salir de madre, teniendo en cuenta la situación del sector, el cariño y trabajo que dedican muchas de las pequeñas empresas que habrían recibido dicha ayuda. Al conocerse los datos del borrador, el cual premiaba el mérito educativo de las propuestas presentadas para recibir los fondos muchas de ellas alzaron su voz contra esta medida.

Finalmente hubo rectificación

Tras la avalancha de voces que se alzaron contra la decisión del ministro Nadal, este se vió obligado a reitrar este descarte reinstaurando la ayuda de Europa al sector del videojuego. Nadal dió marcha atrás y convocó estas ayudas para el BOE (Boletín oficial del Estado) del primer trimerstre de este mismo año. Las palabras del ministro, según El Español, fueron las siguientes:

“A pesar de la decisión tomada hace dos semanas, contrastada por este periódico con fuentes del propio Ministerio de Agenda Digital, Nadal rectifica”

“El departamento de comunicación de su cartera acaba de anunciar, dada la polémica suscitada tras la noticia de la eliminación de unas ayudas esenciales para la supervivencia del futuro del sector, que recuperan los dos millones de euros ‘o más'”.

Según el propio ministro, mediante un tuit en las redes sociales, las ayudas llegarían mediante la plataforma Red.es, una institución pública centrada en la transformación digital de las empresas del territorio español.

presentacion libro blanco del desarrollo espanol de videojuegos
Con el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos, la AEVI esperaba dar un impulso al sector en España.

Una ayuda que llega tarde y por debajo de lo esperado

Finalmente, y tras esperar un poco más del mencionado primer trimestre de 2018, en el documento del BOE del viernes 6 de abril de 2018 se mostraba la cuantía total de estas ayudas. Finalmente esta ayuda será de cinco millones de euros, frente a los 6,25 previstos en los primeros anuncios tras la polémica. Pero no acaba ahí. En el mismo BOE, se detalla que las ayudas están destinadas a equipos que tengan ya una experiencia previa. Esto deja fuera al grueso de la industria, que son estudios que nunca han publicado comercialmente un juego.

Para esta ayuda, se exige que los beneficiarios tengan al menos un miembro del equipo que haya publicado un juego. Se exige además que se haya fundado una empresa o microempresa con al menos seis meses de antigüedad y se exige que los gastos susceptibles de ser subvencionables se abonen previamente por el estudio. Es decir, que los sueldos y gastos del estudio, bien sea con la configuración de una empresa o con el pago de la cuota de autónomos, tendrán que abonarse antes de la ayuda.

¿Fué finalmente la ayuda que nos prometieron?

En la práctica, esto no es prácticamente imposible para la mayoría de estudios. Y para más inri, los miembros del equipo que hayan recibido la subvención, y que no puedan costear ese pago previo, no podrán deducirlo a posteriori. En esta ayuda, el adelanto que se da antes de la misma (un 20%) se quedaría en 30.000€. Esto puede parecer mucho, pero si pensamos en un equipo de cinco personas, que sería el tamaño habitual de un estudio indie, estaríamos hablando de 6.000€ por cada persona disponible. Esto obligaría al mismo estudio que ha recibido este “impulso” a encontrar una vía de financiación alternativa, que permitiera justificar a posteriori los gastos para recibir la subvención.

Esto, sumado a las restricciones que pone el mismo gobierno a la hora de firmar con publishers, hacen que esta ayuda sea, cuanto menos, ínfinitamente inferior a lo que nos prometieron. La industria española del videojuego amaneció un 15 de diciembre de 2017 con la esperanza de un futuro mejor, ya que Europa anunciaba una ayuda que les ayudaría a salir adelante. Pero tras una cancelación exprés y una posterior rectificación, y más de 10 meses después de esta, tenemos una ínfima parte de lo prometido. A la industria española no le falta talento, no le falta esfuerzo y nunca le faltará ilusión. Lo que hemos comprobado es que le sigue faltando lo de siempre: ayuda.

Autor entrada: Emocionao

Jugador habitual de videojuegos desde los 5 añitos hoy en día a mis veintitantos sigo jugando a todo lo que cae en mis manos. Me encanta el cine, las series, anime... Y casi todo lo friki que pille. PC Master Race manda en mi vida, aunque también soy feliz con mi Switch ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.