El viaje personal en With those we love alive | Opinión

With those we love alive

Revisamos With Those We Love Alive y su mimo por la inmersión y el detalle

Muchos videojuegos basan sus premisas en la inmersión del jugador. Esto puede hacerse mediante el diseño del sonido o visual, la kinestética o la creación de mundos complejos y enormes. En cambio, hoy hablaremos de un juego con una inmersión conseguida prestando atención a los pequeños detalles de sus mecánicas. Hoy hablaremos de With Those We Love Alive.

With those we love alive llega de la mano de Propentine. Esta, destaca como escritora y desarrolladora de juegos indie en formato flash basados en texto. Estos títulos, son una reminiscencia de las primeras aventuras gráficas pero con un manejo más sencillo. Esta podría ser su mejor obra, si bien es cierto que no hemos probado todas, debido al uso de diversas mecánicas para integrar al jugador en su narrativa haciendo que esta sobresalga por encima del resto.

 

Como es común estos juegos, podría parecer que nuestra principal interacción con el título será leer y clickar en diversos mensajes que aparezcan en pantalla. A hacer disfrutable esta mecánica ayudan la escritura del juego, tan esotérica como poética, preciosa a ratos, horrible en otros, dependiendo de lo que dicte el momento del juego, y las palabras con las cuales tenemos que interactuar, que marcan perfectamente el tipo de reacción que estemos teniendo en la situación en cuestión.

Wordbuilding y ambientación

También es increíble el worldbuilding del que hace gala este juego, siendo de los más originales podremos leer. Este, se centra tanto en los pequeños detalles, como en la atmósfera general que destila la ciudad principal. Al igual que en Dark Souls, hay una historia mayor a la nuestra de la cual nos enteraremos investigando. Tendremos que sumar los pequeños detalles, y aún así será lo bastante vaga como para que no sepamos en ningún momento si lo que crees es cierto o parte de tu propia imaginación, pero es parte de la gracia de la obra, lo que ella te ofrece y como tú respondes a ella.

Aunque es muy libre a la interpretación, el estilo en el que se describen las cosas parece hacer alusión a un steampunk colorido pero macabro. En él, encontraremos grandes dosis de ciencia ficción y mitología hasta cierto punto. De esta forma, se crea una combinación única y brillante que siempre nos hará maravillarnos ante cada nuevo detalle que aprendamos sobre la ciudad y el mundo.

Inmersiva Banda Sonora

La música es también uno de los elementos que más ayudan a crear la atmósfera del juego. Esta cambiará según la situación y, aunque puede volverse un tanto repetitiva en tanto que no son piezas muy largas y están sonando en bucle, están tan bien integradas con lo que el juego te intenta transmitir en cada momento que solo enriquecen la experiencia.

With those we love alive y sus mecánicas

Una vez repasados los aspectos más generales de la obra ,recorramos ahora las tres mecánicas principales que hacen a este juego único.

La primera de ellas será la forma en la que interactuaremos con el mundo la mayor parte de los días. Gran parte de la historia de With those we love alive será una especie de sandbox de mundo abierto. En él, podremos dirigirnos a donde queramos de la ciudad, el palacio y los terrenos colindantes. Será entonces cuando descubramos la mayor parte de la historia del mundo, pero el juego no nos fuerza a ello. Así, podemos sencillamente quedarnos en nuestra habitación durante la mayor parte del juego si no queremos interactuar con el mundo o si alguno de los eventos del juego nos ha dejado tan deprimidos como para no querer salir al mundo exterior.

Durante estos días, podremos ir al lago, visitar la iglesia o la destilería de sueños. Además, podremos observar la vida de las clases más desfavoreidas en el canal o caminar por los estrechos callejones de la ciudad. Y todo esto tanto como nosotros queramos. Podemos hacer todo ello en un mismo día o ir dosificando nuestro tiempo y visitar solo una o dos localizaciones por día. Aunque muchas de estas experiencias tendrán pequeños cambios de un día a otro depende de cómo nos sintamos con el mundo el cómo interactuemos con él.

Somos el artesano de la reina

En días muy señalados, tendremos que hacer nuestro trabajo como artesano de la reina y fabricar lo que se nos pida como mejor nos parezca. Este es un ejemplo perfecto de las decisiones del juego. Aquí se toma una decisión muy acertada para el tipo de experiencia que presenta:  No poner el típico cartel de Telltale de “esto tendrá consecuencias”. Y es que casi ninguna de nuestras decisiones tendrá peso en la trama debido a la insignificancia de nuestro personaje, un simple plebeyo de una reina monstruosa y poderosa. Las decisiones del juego van enfocadas de la forma poética en que todo está escrito, a que indaguemos nosotros mismos en cómo nos hace sentir todo a nuestro alrededor, como nos sentimos ante la historia, prácticamente escribiendo un poema de forma conjunta a la autora. Un poema que no podría formarse sin su obra y sin nuestras emociones.

Y es que este juego es una experiencia tanto emocional como física. La mayor inmersión de este juego recaerá en lo que nos exige a nosotros como parte activa de su narrativa. Podremos meditar, pero el juego nos dictará como respirar, no saldrá una cinemática donde el tiempo pasa y el personaje se cruza de piernas. Podremos enterarnos de gran parte de la historia del juego, pero tendremos que ir explorando su mundo poco a poco y atando cabos, no saldrán personajes expositivos a narrarnos lo que está pasando. Y lo más importante y la mecánica más interesante de la obra, el juego no nos narrará como debemos sentirnos. El juego nos invitará a plasmar estos sentimientos en nuestra piel.

Inmersión y tatuajes

Por motivos que parecen entreverse en la historia, los personajes de esta mitopoeia llevan una serie de tatuajes en el cuerpo que se deben recargar con hormonas semanalmente, y el juego utiliza esto como su mecánica principal haciendo que seamos nosotros los que dibujemos estos tatuajes en nuestra propia piel mientras dure el juego, pero siendo lo suficientemente vago como para dar rienda suelta a nuestros pensamientos, y obligándonos a indagar en nuestra psique y analizar nuestros sentimientos.

Es, desde luego, una experiencia muy enriquecedora volver a este juego años después y ver cómo ha cambiado tu visión del mundo desde entonces, ya que todas las mecánicas del juego se afrontan de una manera muy personal y reflexiva.

With those we love alive creo que realmente es un viaje único que realmente puede cambiarnos la vida, pero no presentándonos una narrativa  rompedora que choque con nuestra forma de ser o nuestros principios, sino obligándonos a mirar hacia dentro y a entendernos a nosotros mismos, y mostrándonos si decidimos hacerlo como nuestra perspectiva, experiencia y visión del mundo, nosotros mismos y la relación entre ambos cambian con el paso del tiempo.

Os dejo con una muestra de lo que puede cambiar la perspectiva del juego a lo largo de unos años, el link del juego en slimedaughter  y una enorme recomendación a este precioso indie que puede enseñaros más de lo que creéis sobre vosotros mismos.

Mi brazo hace unos años
Mi brazo hace unos días

Autor entrada: Ivancbravo

Ivancbravo
Jugador de Pc desde que tengo uso de razón, especialmente de juegos de estrategia, acción y shotters. Estudio traducción y me fascina especialmente la loocalización (traducción) de videojuegos. Suelo estar por twitter en @ivancbravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.